Elegir el mejor sistema de DESCANSO

/, General/Elegir el mejor sistema de DESCANSO

Descansar sobre el colchón adecuado es esencial para tu salud, tanto física como mental, por ello, es indispensable que aprendas a elegir el que mejor se adapte a la forma de tu cuerpo. Estas  son las claves para que tu nueva cama te permita dormir a pierna suelta.

 

Seguro que alguna vez te has preguntado en qué debes fijarte cuando vas a elegir un colchón nuevo. Lo cierto es que no existe una fórmula mágica, cada persona tiene una fisionomía diferente y por eso, es importante probarlo antes de llevártelo a casa. Mientras estés tumbado debes sentir un buen soporte, sobre todo en la espalda, y recuerda que, si eres de los que duermen de lado, tu columna debe quedar perfectamente alineada y recta, y tus hombros y tus caderas deberán hundirse ligeramente en el colchón. También debes tener en cuenta que una buena almohada y una ropa de cama de calidad te librarán de más de una noche en blanco.

¿COMO ELEGIR EL SISTEMA DE DESCANSO?

Lo primero que debes tener en cuenta es que no existe un sistema de descanso ideal para todo el mundo. Cada persona tiene unas necesidades específicas y una forma propia de dormir. En la elección de la cama hay que valorar, por tanto, las preferencias de cada uno, su constitución física, si se duerme solo o acompañado… Los expertos recomiendan probarlo antes de comprarlo, sobre todo el colchón y la base.

El colchón debe aportar una firmeza adecuada y una gran adaptabilidad respetando la curvatura natural de la columna vertebral boca arriba y alineada cuando se duerme de lado. Si acostumbras a dormir boca abajo elige un colchón firme; si sueles descansar boca arriba, uno medio; y si duermes de lado, uno menos firme que alivie la presión de hombros y caderas.

EL COLCHÓN, ¿ES LO MÁS IMPORTANTE?

El sistema de descanso está formado por el colchón, la base y la almohada. Cada elemento tiene una misión específica que se completa con los otros dos, así que los tres son igual de importantes. Solemos fijarnos en el colchón para determinar la dureza del sistema de descanso, pero lo cierto es que esta se modifica en función de la base. 

¿QUÉ MEDIDAS DEBE TENER EL COLCHÓN?

Para garantizar un buen descanso, se aconseja que el colchón tenga un largo de al menos 10-20 cm más que la altura del usuario y un grosor de 15 cm como mínimo. En cuanto al ancho, los colchones individuales deben tener un mínimo de 80 cm y los dobles de 135 cm  

¿CADA CUÁNTO TIEMPO HAY QUE RENOVARLO?

Se recomienda cambiarlo cada diez años. Y con él también ha y que renovar la base, ya que si alguno de los dos está dañado puede deteriorar al otro. Hay señales que pueden indicarnos que hay que cambiarlo antes, levantarse siempre con dolor de espalda o cuello, notar algún muelle… 

¿QUÉ CUIDADOS NECESITA EL COLCHÓN?

Los  profesionales del descanso recomiendas airearlo a diario durante 5 ó 10 minutos, evitar hacer la cama nada más levantarse para que el colchón transpire, y aspirarlo una vez al mes aproximadamente para eliminar ácaros y polvo que podrían provocar alergias. Y salvo que el fabricante del colchón lo desaconseje, también es recomendable darle la vuelta cada tres o cuatro meses, colocando arriba la cara que estaba abajo y la parte donde se apoyaba la cabeza, a los pies

¿QUÉ COLCHÓN ELEGIR SI DUERMES EN PAREJA?

Lo idóneo sería utilizar colchones individuales, unidos, que se ajusten a las necesidades de cada miembro de la pareja, sobre todo si hay grandes diferencias de peso, estatura y costumbres de sueño. Si esto no es posible, escoge un colchón que incluya zonas de descanso diferenciadas, personalizadas de manera individual. Los colchones de látex y los de muelles embolsados son los que consiguen mantener mejor la independencia de movimientos

¿EN QUÉ SE DIFERENCIAN LOS MATERIALES?

MUELLES

Si eres caluroso, un colchón de este tipo puede convertirse en tu gran aliado ya que su estructura permite que el aire circule en el interior. Por otro lado, los muelles también evitan que haya tensión en alguna parte del cuerpo porque distribuyen todo el peso de manera uniforme.

Hay dos tipos de muelles:

  • Los embolsados ó ensacados.- que se mueven de forma independiente adaptándose al contorno del cuerpo y ofreciendo apoyo donde más lo necesitas.
  • Los de tipo Bonnell.- que tienen una capa de muelles que proporcionan un soporte total capaz de darte el mejor descanso.

VISCOELÁSTICA

Se trata de un material sensible a la temperatura y al peso que se amolda a la forma del cuerpo y recupera su forma original cuando te levantas. Alivian la presión muscular, mejoran la circulación y además absorben los movimientos corporales, por lo que si tu pareja es de los que no paran quietos, ni te enterarás. 

LÁTEX

Al igual  que los colchones de viscoelástica, son capaces de adaptarse al contorno de tu cuerpo y absorben bien el movimiento. Por otro lado, te ayudan a relajarte por completo aliviando las tensiones musculares y permitiendo una correcta circulación sanguínea. Además, el látex proporciona una correcta ventilación por lo que no pasarás nada de calor mientras duermes.

¿DE QUÉ PUEDE SER EL RELLENO?

  • CRIN DE CABALLO.- Tiene sistema de ventilación “integrado” ya que elimina la humedad muy fácilmente a través de los huecos que forma la propia crin.
  • LANA.- Es absorbente y muy resistente, capaz de aislar tanto  del frío como del calor por lo que siempre estarás a gusto independientemente de la época del año.
  • FIBRA DE COCO.- Es otro de los materiales naturales más de moda porque es biodegradable. Creará un nicroclima con la temperatura ideal y te aportará la estabilidad que necesitas.
  • LÁTEX NATURAL.- Se obtiene del árbol del caucho y es más flexible y firme que el sintético. Además, se adapta al contorno del cuerpo y disminuye la sensación de movimiento. Es uno de los materiales de relleno más duraderos y frescos gracias a la combinación de células abiertas y agujeros perforados.

 

UNA CAMA PARA CADA NECESIDAD

  • ALERGIAS.- Los colchones de látex están especialmente indicados para los que sufren alergias porque repelen los ácaros y el polvo. 
  • DOLOR DE ESPALDA.- Elige un colchón de dureza intermedia. Para problemas de cervicales existen almohadas especiales, de látex o viscoelásticas.
  • CIRCULACIÓN.- Un somier articulado mejora la circulación de las piernas (si se levantan los pies) y ayuda a respirar (elevando la parte superior).
  • SOBREPESO.- Si tienes exceso de peso, escoge un colchón firme, por ejemplo de muelles, y complementos que ofrezcan un plus de confort.
  • PARA PERSONAS MAYORES.- para facilitar su acceso a la cama es mejor que el colchón no sea demasiado alto. Y para personas que pasan mucho tiempo en cama hay sistemas ergonómicos y ortopédicos.
  • PARA LOS MÁS PEQUEÑOS.- Para niños en edad de crecimiento se aconseja un colchón de firmeza media-alta (como los de muelles), que les mantenga la espalda recta. Descarta colchones demasiado mullidos.

TIPOS DE SOMIER: DUREZA Y CONFORT

  • DE MADERA.- resisten mejor el paso del tiempo y no acumulan cargas estáticas. La firmeza viene determinada por el número de láminas y su grosor. 
  • DE FIBRA DE VIDRIO Y CARBONO.- otorgan una gran resistencia y durabilidad. Las láminas con cápsulas basculantes pueden adaptar la firmeza al peso.
  • ARTICULADOS.- permiten adoptar distintas posiciones de descanso, pues se pueden regular tanto en la zona de la espalda como en la de las piernas.
  • BASES TAPIZADAS.- formadas por un tablero de madera acolchado sobre una estructura metálica reforzada. son muy duraderas pero no transpiran.

 

 

By |2017-05-22T14:58:39+00:00noviembre 18th, 2015|Consejos - Trucos, General|0 Comments